21 días sin quejas


  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Añadir a favoritos
  • Email
  • RSS

En mi trabajo un grupo de compañeros y yo tenemos la costumbre de ir a desayunar juntos. Bien, pues el otro día me dí cuenta de que en estas reuniones mañaneras siempre, pero siempre sin excepción, hay alguien que se queja del asco que da algo. Sin quitar razón a estas quejas, lo cierto es que nos ponen a todos de peor humor y no sirven para nada. Bueno, excepto para frustrarnos y cambiarnos el humor (a mal), claro.

Bueno. Pues aún no sé cómo me vino a la cabeza algo que leí hará ya tiempo en internet. La cosa consiste en estar 21 días sin quejarse. Así que, ni corta ni perezosa, lo propuse al día siguiente. Les envié un correo explicativo, con la información que podéis leer aquí y aquí, y todos se apuntaron con más o menos entusiamo. Y para celebrarlo hice unas pulseras para la ocasión, con hilo de silicona elástico (la idea es poder cambiarla de muñeca con facilidad).

Llevamos con el reto una semana, y yo lo he tenido que empezar cada día. Y más de una vez. Y de dos. A mí en concreto me parece harto complicado el reto éste, pero creo que vale la pena intentarlo. 

No sé si alguien que me lee lo habrá intentado o le entrarán ganas de hacerlo, pero si es así, por favor que me avise, aunque sea para darme ánimos.

 

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Añadir a favoritos
  • Email
  • RSS

7 pensamientos en “21 días sin quejas

    • Puedes intentar incluso contar los minutos, o dejar de hablar, pero lo hagas como lo hagas… caerás y recaerás, créeme!!! jijijijiji… Aunque yo tengo plena confianza en tí, así que estoy segura segurísima de que antes o después… ya tú sabes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *